lunes, 23 de junio de 2008

ARQUITECTURA SAGRADA



El centro megalitico de El Quisco no sólo está compuesto por representaciones humanas y de animales sino que además por algunas construcciones de orden arquitectónico como un muro y escalas pétreas de pocos peldaños (a diferencia del muro que como puede apreciarse en la fotografía que se acompaña es de envergadura notable).



El autor delante del muro de piedra

Masas de piedra cortadas con precisión.

Más piedras cortadas rectangularmente

Peldaños pétreos


Inmenso megalito, compuesto por dos rocas, cuyas formas precisas parecen haberse perdido por la acción del viento.


El megalito representaría a un dragón u otro ser fantástico.


Detalle del objeto señalado precedentemente. El rostro es evidente, incluso se percibe muy bien la boca y algo semejante a escamas. Esta pieza ha sido instalada sobre la superficie que se aprecia en la fotografïa previa a la anterior.


Otra toma del monolito con forma de dragón.


Sin duda uno de los megalitos mejor conservados, compuesto por dos bloques. El de arriba parece corresponder al rostro de un hombre o un animal.

Fijarse en el perfil que quiso ser representado y que en la fotografía miraría hacia la derecha.

Fijarse en la forma cómo han sido dispuestos los dos bloques del megalito. Revela un trabajo arquitectónico de precisión y calidad.

Observar el corte vertical de la pieza superior.